1 de febrero. Brígida de Irlanda (450-523)

Santa nacional irlandesa, patrona de la isla después de San Patricio (17 de marzo), su culto se extendió por Escocia, Inglaterra y Gales. La señora de Erín, o Brígida de Kildare, como también es conocida, fue una santa virginal procedente de una familia noble, bautizada por un discípulo de San Patricio, y a los dieciséis años ingresó en el estado religioso, fundando el convento de Kildare, en el condado de Leinster, del que fue abadesa.

Precisamente, se la suele representar vestida de abadesa o como una granjera, ya que pastoreó ovejas y ordeñó vacas. Se cuentan de ellas anécdotas y milagros hermosos e imaginativos: Cuando cuidaba el rebaño ovino, fue sorprendida por una implacable tormenta y secó sus ropas tendiéndolas en un rayo de sol. Para atender a las necesidades de los hambrientos ordeñaba la misma vaca sin que se agotase el vacuno alimento, de ahí que su atributo sea una vaca tendida a sus pies. De Irlanda ha de ser una santa a la que se atribuye el prodigio de convertir agua en cerveza.

Entre la historia y el folklore, esta santa, cuyos restos reposan junto a los de San Patricio en Downpatrick, siempre vio atendidos desde el Cielo sus afanes caritativos, reflejo de la omnipotencia de Dios y cierto sentido del humor.

Fuente. La casa de los Santos. Un Santo para cada día. Carlos Pujol

Síguenos en Libercast.

Averigua cómo la tecnología puede convertirte en un mono.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *