7 de marzo. Santa Perpetua y Santa Felicidad (… – 203)

Dos mártires de la persecución anticristiana de Septimio Severo en Turba, muy cerca de Cartago, Vibia Perpetua, matrona de alta cuna, que tenía un hijo que aun criaba a sus pechos, y Felícitas o Felicidad, una esclava que se encontraba en cinta, son prendidas junto a otros catecúmenos, Revocato, Saturnino, Secúndolo y el diácono Sáturo.

En la cárcel de Cartago, Santa Felicidad da a luz a una niña, que es adoptada por una familia cristiana. Ambas mujeres han de vencer las exigencias del amor materno, que sus hijos no sean motivo de traición a Dios. El grupo de mártires morirá en un anfiteatro, con una multitud por público, y antes de ser despedazados por bestias feroces, se dan un beso en señal de paz.

Al caer herida, Santa Perpetua, en un último rasgo de pudor, se cubre la pierna sangrante con la túnica, y luego se sujeta el revuelto cabello para no morir desgreñada, símbolo de tristeza y luto. Como le faltaba el golpe de gracia,, con su propia mano guió la espada del verdugo hacia su cuello. Tal vez, una mujer tan grande no podía morir a menos que ella misma lo quisiese.

Fuente. La casa de los Santos. Un Santo para cada día. Carlos Pujol

No te olvides de librar la batalla cultural en Libercast https://www.youtube.com/@libercast.oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *