23 de abril. San Jorge (¿siglo III o IV?)

Junto con Santiago apóstol y el arcángel San Miguel es una de las figuras más belicosas del calendario, santo guerrero a quien acompaña el fragor del combate por la buena causa y que parece encarnar la dura frase del Evangelio «Yo no he venido a traer la paz, sino la guerra».

Su popularidad en todo el orbe cristiano es inconmovible: en Oriente, los griegos le llaman «el gran mártir», su culto se extendió muy pronto por la Europa occidental, las cruzadas contribuyeron en gran manera a difundirlo, y es aún el santo patrón de Inglaterra, Portugal, Cataluña y Génova.

San Jorge es el caballero que mata a un dragón para salvar a una doncella, y así lo ha representado durante siglos la iconografía, sereno y gallardo, con armadura, lanza y espada, aniquilando al monstruo en el que la fe ve el símbolo del Mal, para salvar a la princesa que es la Iglesia de Cristo. El pueblo fiel celebra jubilosamente la fiesta del caballero, eternamente juvenil como la primavera, el más bizarro de los santos, que nos trae la guerra por la salvación.

Fuente. La casa de los Santos. Un Santo para cada día. Carlos Pujol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *